Translate

miércoles, 9 de enero de 2008

Ya puede negarse el genocidio nazi en España

9/1/2008 POLÉMICA SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Ya puede negarse el genocidio nazi


1. • Eliminar el castigo del negacionismo no fortalece la libertad de expresión y puede afectar a la convivencia


CARLOS Jiménez Villarejo*

Hace tiempo, un juzgado de Barcelona condenó al titular de la Librería Europa de Barcelona por dos delitos de genocidio, uno consistente en negar o justificar el exterminio nazi de los judíos, y el otro en llamar a la discriminación, al odio y a la violencia por motivos racistas. La condena quedó en suspenso porque la Audiencia de Barcelona, antes de resolver definitivamente, planteó, relativizando ya los hechos, que, ante "meras opiniones sobre hechos históricos", el primer delito podría contradecir el derecho fundamental a la libertad de expresión y, por tanto, ser inconstitucional. Finalmente, siete años después, el Tribunal Constitucional, con una fuerte oposición en su seno, ha resuelto que la acción de negar los delitos de genocidio está amparada por aquel derecho y la libertad de cátedra, y carece de relevancia penal. Por tanto, ya puede afirmarse impunemente que el nazismo, el estalinismo y otros regímenes totalitarios no llevaron a cabo desplazamientos forzosos de población y no cometieron asesinatos, torturas o violaciones en masa.
Conviene recordar los hechos que fundaron la condena: "El acusado Pedro Varela Geiss (...) ha venido procediendo de forma habitual y continuada (...) a la distribución, difusión y venta de todo tipo de materiales en soporte documental y bibliográfico, libros, publicaciones, cartas, carteles, etcétera, en los que, de forma reiterada e inequívocamente vejatoria para el grupo social integrado por la comunidad judía, se negaba la persecución y genocidio sufridos por dicho pueblo durante el periodo histórico de la segunda guerra mundial". Ante tales hechos, la resolución del alto tribunal --de la que es ponente Eugeni Gay-- es gravemente erró- nea y preocupante. Las razones son obvias. La mera negación de genocidios constatados y acreditados implica un grave y evidente menosprecio hacia las personas que los sufrieron y un atentado contra toda la sociedad, en cuanto constituye una incitación al odio contra determinados colectivos per razones racistas o xenófobas. La tesis del tribunal, que elimina el castigo penal de esa conducta no fortalece la libertad de expresión, sino que más bien representa un serio peligro de que pueda generarse un clima de aceptación y olvido de tales delitos. Ello es manifiestamente improcedente en el seno de una sociedad democrática, y además propicia el surgimiento de brotes de violencia racial o étnica.

SENTENCIASanteriores del Constitucional, tras subrayar que el derecho a la libertad de expresión no es absoluto, recordaban, en relación con los crímenes nazis, que ha de distinguirse entre lo que son "meras afirmaciones, dudas u opiniones acerca del Holocausto (...)" y "aquellas opiniones que presentaren juicios ofensivos, que no se limitaran a aportar correcciones exclusivamente personales de la historia sobre las persecuciones de los judíos, o sobre cualquier otro tipo de homicidio cometido, sino que conllevaren imputaciones efectuadas en descrédito o menosprecio de las víctimas del mismo, que no podrían quedar amparadas por el derecho reconocido en el art. 20.1 a) CE".
Precisamente, la acción tipificada por el artículo 607.2 del Código Penal, la negación del delito de genocidio, consiste no solo en la mera difusión de ideas u opiniones sobre los fenómenos genocidas, sino en que esta difusión, con un propósito discriminador y ofensivo para las víctimas, trata de generar un estado de opinión favorable al genocidio planificado y sistemático. Y es lo que dicho precepto castiga en las dos formas de negación o justificación: la presentación del delito de genocidio como un acto justo en términos tales que supone una incitación, por indirecta que sea, a su comisión.
Precisamente por todo ello, la propuesta de decisión marco relativa a la lucha contra el racismo y la xenofobia (Consejo de la UE del 20 de abril de 2007) fija la obligación de los estados miembros de adoptar medidas que garanticen el castigo no solo de la apología pública de los crímenes de genocidio, sino también de la negación o trivialización flagrante de los mismos, a los casos en que "la conducta se ejecute de tal manera que pueda implicar una incitación a la violencia o al odio" contra el grupo social afectado. Es decir, la propuesta mencionada sigue el criterio que estaba vigente en el Código Penal español. Y, desde luego, no se plantea duda alguna acerca de que la negación de los crímenes de genocidio obliga a los estados a adoptar medidas punitivas siempre que concurra el propósito ya mencionado.

ES
SIGNIFICATIVOque
el fiscal se opusiera a la posición del Constitucional y reconociera el resurgimiento en los últimos tiempos de movimientos xenófobos --claramente inspirados en los postulados defendidos en su día por el nacionalsocialismo-- cuya expansión puede generar un notable riesgo de desestabilización del sistema democrático, lo que constituye una justificación suficiente para el mantenimiento de dicho delito, así como para la injerencia estatal en el derecho a la libertad de expresión respecto de aquellas opiniones o juicios de valor que pudieran atentar contra el interés general. Siempre con el fin de evitar que, por medio de la difusión de ideas o doctrinas de contenido xenófobo o discriminatorio, llegasen a la opinión pública un conjunto de mensajes que pudieran generar planteamientos claramente contrarios a los derechos humanos y favorables a la comisión de delitos contra la humanidad.


* Exfiscal anticorrupción.

PUBLICADO EN EL PERIODICO DE CATALUÑA
http://www.elperiodico.com:80/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=472935&idseccio_PK=1006&h
=



Entradas anteriores en este blog que complementan este tema del que venimos haciéndonos eco :
1
http://neguevandme.blogspot.com/2007/12/david-irving-en-espaa.html
2
http://neguevandme.blogspot.com/2007/12/de-la-despenalizacin-del-negacionismo.html
3
http://www.blogger.com/post-edit.g?blogID=7071275123506497707&postID=2756626862050408377

4
http://neguevandme.blogspot.com/2007/11/david-duke-no-pudo-presentar-su-libro.html
5
http://neguevandme.blogspot.com/2007/11/el-ku-klux-klan-en-barcelona.html

6
http://neguevandme.blogspot.com/2007/11/delitos-de-genocidio.html

7
http://neguevandme.blogspot.com/2007/11/la-negacin-del-holocausto-no-estar.html

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Entidades sociales piden la modificación del Código Penal para mantener vigente el delito de negación del genocidio
BARCELONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

http://www.europapress.es/00284/20080108154327/entidades-sociales-piden-modificacion-codigo-penal-mantener-vigente-delito-negacion-genocidio.html

Entidades antifascistas reclamaron hoy a los partidos políticos que mantengan vigente el delito de negación del genocidio, después de que el Tribunal Constitucional (TC) lo considerara inconstitucional. Grupos como SOS Racismo, la Coordinadora Gay Lesbiana de Catalunya o el Amical Mauthausen consideran que las Cortes deberían ratificar o volver a redactar el artículo del Código Penal parcialmente anulado para que el TC no lo considere contrario a la Carta Magna.

Para estos grupos, es muy relevante política y socialmente la sentencia del 7 de noviembre, que considera que la Constitución ampara la negación del Holocausto o del genocidio dentro del derecho a la libertad de expresión. Sin embargo, sí considera constitucional el delito por justificar estos mismos hechos.

Con la reforma del artículo 607.2 del Código Penal --anulado parcialmente por el TC-- las entidades pretenden que no quede impune el propietario de la librería neonazi Europa, de Barcelona, Pedro Varela, que está en libertad desde que fue condenado en 1998 por un juzgado de Barcelona a cinco años de cárcel por incitación al odio racial.

Un recurso de apelación de su defensa ante la Audiencia de Barcelona, hizo que la magistrada Ana Ingelmo planteara una cuestión al TC para que aclarara si son constitucionales los artículos 510 y 607 sobre los delitos de discriminación y violencia contra minorías y su difusión. El TC sólo consideró inconstitucional el delito de negación de estos hechos, pero mantuvo como ilegal la justificación de los mismos.

El próximo jueves la Audiencia celebrará una vista antes de dictar sentencia, por lo que las partes personadas, entre las que hay entidades judías y SOS Racismo, estarán pendientes de la interpretación que los magistrados hagan de la sentencia del TC para decidir qué movilizaciones emprenden para que se mantenga el delito de negación. Una de las posibilidades podría ser el recurso al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos o a la ONU. Como mínimo, esperan que la sentencia de la Audiencia sea "ejemplar".

"RETROCESO IMPORTANTE".

La portavoz de SOS Racismo, Begoña Sánchez, se mostró "preocupada" porque la decisión del alto tribunal español "abre una brecha" a las teorías revisionistas de los grupos neonazis. Sin embargo, admitió que la "línea" que separa la negación de la justificación es "muy fina" y que normalmente la negación del Holocausto va acompañada de "menosprecio y odio", por lo que dependerá de la interpretación de cada juez si considera que hay delito o no.

La entidad antirracista considera que la sentencia del Constitucional va en contra de lo que en los últimos años están decidiendo tribunales de otros países de la Unión Europea y que, "a la hora de defender la democracia, es tan grave la negación como la justificación del Holocausto".

La presidenta del Amical Mauthausen, Rosa Torán, lamentó que hasta ahora España podía "enorgullecerse" de tener un Código Penal "ejemplar" y "vanguardista" en esta cuestión y que ahora sufra este "retroceso importantísimo".

Además, señaló que la decisión judicial supondrá una contradicción con otras leyes que reconocen la dignidad de las víctimas del nazismo o del franquismo.

También el secretario general de la Coordinadora Gay Lesbiana de Catalunya, Antoni Guirado, lamentó que la sentencia suponga un "envalentonamiento" de la ultraderecha. Asimismo, animó a todos los ciudadanos a movilizarse por esta cuestión, ya que afecta a toda la sociedad y no sólo a las minorías. "Es un problema de todos porque es un problema de la democracia", aseguró.

Por último, el ex diputado en el Congreso y el Parlamento Europeo por el PSOE y fundador de la Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez Heredia, también lamentó la "profunda felicidad" que siente el líder del Frente Nacional francés, Jean-Marie Le Pen, ante la decisión del TC.

Iojanan dijo...

Dicen esos mentecatos que dejar en activo esa ley puede incomodar la convivencia. ¿Pero de quien con quienes..? Cretinos.Es la libertad, la nuestra, de todo el que se siente ofendido con la negación de la verdad y somos muchos millones los que así pensamos. Se protege la libertad de los ofensores y se elimina el culto a la verdad. Mil veces necios, sólo tenemos políticos miserables. Será lo que nos merecemos

Neguev & me dijo...

Ya sabes que el camino al infierno está empedrado de intenciones buenas. ¡¡Viva la libertad de expresión incluso para los liberticidas!!. Sí,ya se que suena raro, pero cualquiera que oiga el argumento absoluto: De "no me toques la libertad de expresión" Termina por pensarlo¿no?