Translate

lunes, 13 de octubre de 2008

Nada especial y algo preocupante de postre

Cuando abrí el blog no pensé ni en la frecuencia ni en el contenido con el que debería alimentarlo. Esto crea una obligación, mas con una misma que con los hipotéticos lectores, si por la causa que fuere otras ocupaciones o la mera desidia te hacen desatenderlo. Casi una semana sin contarles nada. Y no es que falten noticias. Recibo de Ami Isseroff ,( él jamás falla ni se atrasa) con una puntualidad de reloj suizo, un par de artículos. En realidad, un mismo tema al que le dio continuidad en un segundo escrito.Otra vez los problemas identitarios, pero no vamos nosotros ahora a preocuparnos por tales menudencias, habiendo como hay quien parece tenerlo claro. Aunque lo cierto es que escuchar en boca de Edgar Bronfman, ciertos asuntos no menores, nos hace pensar en aquello de “doctores tiene” y presidentes con voz propia el Congreso Judío Mundial. ¿ Para qué preocuparnos mas de lo debido? Con lo sencillo que lo explica este cómico israeli: Yair Nitzani. Se trata de una sátira de la división entre laicos y ultraortodoxos en Israel. Si aguantamos, prietas las filas; nada nuevo que temer que no conozcamos o padezcamos ya.


Esto si parece algo mas serio. Y se que me meto en camisas de once varas.
El rabino de Haifa reclama en el Vaticano que Pío XII no sea beato



" El responsable de resucitar la polémica fue el rabino jefe de Haifa, Shear-Yashuv Cohen, que el lunes, ante el sínodo de obispos reunido en la Santa Sede, dijo que los judíos "no pueden olvidar sus silencios frente al Holocausto", y rechazó a renglón seguido la beatificación del Pontífice italiano porque, afirmó, "no debería ser tomado como modelo quien no levantó la voz".
Era la primera vez que un rabino se dirigía al sínodo, y una gran parte del discurso la dedicó a meter el dedo en la honda herida abierta entre católicos y judíos una vez acabada la segunda guerra mundial. "Sentimos que el Papa podría haber alzado más la voz", dijo Cohen en presencia de Benedicto XVI. El religioso se refirió expresamente al proceso de beatificación de Pío XII, y explicó que los rabinos, "líderes del pueblo judío", no pueden aceptar "que el jefe de la Iglesia en esos tiempos de crisis sea honrado ahora". "Nos duele", dijo. "Lamentamos que se esté haciendo".

Una de las pruebas que se suelen aportar a favor de su explícita condena al nazismo es la redacción de la Encíclica "Mit Brennender Sorge" (Con ardiente preocupación)

Supongo que conocerán la obra de Daniel Jonah Goldhagen. “La iglesia católica y el Holocausto” Muy crítica con el papel que jugado por Pacelli antes y durante el Holacausto.


Les trascribo un párrafo , que el autor describe como "Estrategias exculpatorias" Pag 56/57

“ La segunda estrategia de los defensores de Pio Xll consiste en la omisión, en la ocultación casuística o en la negación pura y simple de que él pontífice fuera antisemita.....Las pruebas del antisemitismo de Pio Xll proceden de una fuente que no pueden ponerse en tela de juicio; el propio Papa. Aparecen explícitamente en una carta que escribió describiendo una escena acaecida en el Palacio real durante la insurrección comunista que tuvo lugar en abril de 1919 en Munich"

[...en medio de todo esto, una banda de muchachas, de aspecto dudoso, judías como todos los desmás, deambulaba por los despachos con actitud lasciva y sonrisa insinuante. La jefa de esa chusma femenina era la amante de Levien, una joven rusa, judía y divorciada, que era la que estaba al mando. Y a ella es a quien la nunciatura se vio obligada a rendir sus respetos para poder seguir adelante.
Este Levien es un joven de unos treinta o treinta y cinco años, también ruso y judío. Pálido, sucio, con ojos de drogado y voz ronca, vulgar, repugnante y de rostro tan inteligente como ladino”..]

[...Dos décadas después de redactar esa carta antisemita; Pacelli, secretario del Estado Vaticano , escribió o supervisó la redacción de la encíclicla papal titulada “Mit brennender Sorge” ( Con ardiente preocupación), que con frecuencia se presenta como prueba de la antipatía que la Iglesia; Pacelli o Pio Xll sentían hacia el nazismo o bien de su rotunda condena . Es cierto que la encíclica se oponía de forma clara a toda violación del Concordato, especialmente el trato que recibía la religión en Alemania. En seis frases de 43 párrafos alude a la raza, pero nunca menciona a los judíos...La Encíclica no supone una condena general del propio nazismo. Nunca lo menciona por su nombre. De forma harto significativa dejaba claro que sus objeciones tenían que ver con dejaba claro que sus objeciones tenían que ver con *el antagonismo sistemático surgido entre la educación nacional y el deber religioso*...No obstante también instaba a los jóvenes alemanes a abrazar la nueva Alemania; * Nadie podría pensar en evitar que la juventud en Alemania establezca una auténtica comunidad étnica(Volksgeimenschaft*) ......*concepto que excluiría por definición a los judíos, porque según el programa del Partido Nazi publicado en 1920: “ningún judío podía ser miembro del Volk (pueblo)”]

El libro es todo un alegato contra la imparcialidad de Pacelli.
Sin embargo mi pregunta es mas simple. ¿ Cómo incidirá en las relaciones judeocristianas, un trabajo debido a la voluntad de encuentro de miembros de las dos partes, la beatificación de un Papa que no hizo una clara y explícita condena cuando millones de personas caminaban a una muerte segura en campos de concentración y de exterminio?

A veces a una le parece que instituir el día del grito universal, sería una iniciativa excelente y saludable. Lo sugiere Quim Monzó, en su colaboración semanal para La Vanguardia: la idea sería instituir el día a nivel planetario, o lo mas planetario posible, teniendo en cuenta su condición universalmente humana y lo mucho que desahoga hacerlo durante unos 30’' aproximadamente.

Gritemos todos juntos.
Louis farrakhan Calls OBAMA the messiah!

4 comentarios:

Esther dijo...

Estoy orgullosa del Rabino de Haifa, que no se acobardo al ser el unico judio en el sinodo de obispos, ni dejo pasar los modales por delante de su conciencia, alzando su voz por los seis millones que convierten las cenizas en gritos.
Para los asesinos nazis,para sus colaboradores ni olvidar ni perdonar

Renton dijo...

Los católicos están atrapados.

Por un lado deben sacralizar a Pío XII puesto que fue Papa, pero por el otro saben que al hacerlo validan indirectamente su actitud.

Ahora bien, miraría hacia otro lado un hombre santo para no levantar su voz por los más débiles?

:|

Neguev and me dijo...

A mi también me enogullece la postura del rabino de Haifa, Que te inviten no significa que tengas que callar tus opiniones

Aquí el libro de Cornwell contra la beatificación del papa Pio XII

Iojanan dijo...

Con tiempo suficiente releo el post y me percato de que estoy empezando a leer, precisamente, la obra de Goldhagen que señalas y efectivamente es una denuncia,pero me da que es como quien tropieza con una pared, veremos por dónde deriva,pero está claro que la actitud, en ocasiones infame, las menos comprensiva, de la iglesia católica sólo la intentan nivelar las actitudes aisladas de gentes de bien frente a una determinación de dejar hacer, es decir, otogar. Veremos lo que tengo por delante, pero me temo que es otra voz impotente, pero necesaria, de denuncia ante las tropelías de un grupo que si no participó de facto, muchos de ellos lo hicieron gratamente.
Saludos