Translate

domingo, 28 de septiembre de 2008

Aplausos

Así titula su artículo Juaristi En ABC.

"Habrá quien recuerde que la ONU, al aprobar la partición de Palestina, tuvo un papel determinante, hace sesenta años, en el surgimiento del Estado de Israel. Es cierto, efectivamente. Como ahora es cierto que la Asamblea General aplaude la condena retrospectiva por Ahmedineyah de aquella decisión mayoritaria que tomaron los países miembros en 1948. Y no lo hace sólo por antisemitismo (que también), sino, fundamentalmente, por antiamericanismo. La ONU se nos ha convertido en un conglomerado antioccidental, cuyo resentimiento aprovecha la judeofobia islamista -o yihadista, según traduce con rigor Pierre André Taguieff en su más reciente ensayo- como la caja de resonancia más eficaz para globalizar su paranoia. Ahmedineyah, en apenas cinco minutos, ha establecido el canon de dicha judeofobia: el más grave problema mundial, según el presidente iraní, es el sionismo, que no se reduce a la existencia del Estado de Israel, sino a la presencia, en los países occidentales, de influyentes minorías sionistas que determinan la política internacional de sus respectivos Estados. Apunta, como ya lo hiciera Hitler, al conjunto de los judíos. No es algo insólito en la estrategia del islamismo iraní, que sostiene el terrorismo de Hizbolá y que, desde 1979, ha promovido atentados antisemitas donde le ha sido posible hacerlo, en Israel o en Argentina, porque, para el islamismo, todos los judíos del mundo son culpables y deben ser exterminados. Lo nuevo es que la ONU aplauda".









Aplausos es lo que merece Paul Mc Cartney, al no ceder a las amenazas para suprimir
su concierto en Israel con motivo de 60 aniversario. La música triunfa sobre el terrorismo Así titula Ftouh Souhail su artículo

"Le concert événement de la légende vivante des Beatles, qui vient de s'achever à Tel Aviv ce jeudi 25 septembre est voué à rester dans l'histoire. Depuis des semaines de l'annonce de sa venue en Israël Paul McCartney a été menacé d'être la cible d'un attentat-suicide à moins qu'il abandonne son projet de concert en Israël.
Omar Bakri [ndlr : prédicateur islamiste de Londres, exilé au Liban] a affirmé que la décision du chanteur de prendre part aux festivités du 60e anniversaire faisait de lui un ennemi pour tous les musulmans. Selon certaines sources, le chanteur a été choqué, mais a refusé de se laisser intimider

Voir le (Daily Express)
http://www.express.co.uk/posts/view/61355/We-ll-kill-Sir-Paul-if-he-plays-Israel

Paul McCartney a fait très bien de ne pas se laisser influencer par les menaces"





Aplausos cosechó Paul Newman a lo largo de su dilatada carrera como actor y director . Nosotros siempre lo recordaremos como Ari Ben Canaan, en la película Exodo de Otto Preminger -1960- No es extraño que bordara el papel. En 1980 en una entrevista a la revista TIME, Newman se declaró judío, lo era por parte de padre. En esa entrevista dijo “It’s more of a challenge” Descanse en paz. Era un hombre bueno

3 comentarios:

Jorge dijo...

Un valiente y ponderado artículo el de Juaristi: una rareza en el columnismo español. Paul McCartney merece un aplauso por haberse mantenido firme a pesar de las presiones y las serias amenazas recibidas. Me quito el sombrero. De Paul Newman ¿qué más se puede decir? Actor inolvidable, una presencia elegante e inteligente. No nos sobran actores y personas como él. Yo creo que fue un gran hombre. Tendremos de él un gran recuerdo.
Un saludo
Jorge (Gijón)

Jose Antonio dijo...

Una pregunta. En ese artículo de Juaristi hablaba de un conocido "intelectual" que exigía a los hebraístas que renunciaran a Israel si querían ver sus demandas atendidas. ¿Quién era?

Neguev and me dijo...

Jorge. A mí los artículos de Juaristi, siempre me parecen interesantes y valientes: Pero reconozcamos que no es santo de la devoción de algunos. Y en cuanto a Mc Cartney ha subido a mis ojos varios enteros.
***********

José Antonio, me he estado devanando los sesos para saber de quien puede tratarse.No leí el artículo al que se refiere Juaristi, pero lo cierto es que los departamentos de hebreo en las universidades españolas tienen tan pocos alumnos que algunos de ellos se mantienen de milagro. Compare con el auge del árabe y verá que no es tan raro que a esa "lumbrera" se la haya ocurrido, no ya pensar, sinó escribir una cosa semejante.