Translate

jueves, 22 de enero de 2009

La resaca


Hemos vuelto de la Manifestación delante de la Embajada de Israel.



ספרד למען ישראל


Copio el título del artículo que ayer publicó Pilar Rahola en la Vanguardia y que les reproduciré a continuación completo para que lo lean con mas comodidad. La Resaca a la que se refiere Pilar Rahola, es la que padecemos los ciudadanos de Catalunya al ver como no pasa nada porque un conseiller se manifieste entre pistolas, pasamontañas. La resaca se refiere a la mini tormenta que provoca la Carta Abierta del Embajador de Israel, y aún asi en la Universidad Catalana se pasan manifiestos que piden la ruptura de relaciones de cooperación con universidades israelies. Y no pasa nada.

Pero aún hay mas. Fíjense la gracia que le hace a la presentadora Hannan al-Masri, periodista de la televisión Al-Arabiya lo que cuenta. Hamás dispara un misil Grad desde la planta baja del Edificio de Prensa Internacional en Gaza y ella se atraganta con la risa.

Versión subtitulada en español.
Ay que risa Maria Luisa!







Y además porque estos días atrás, Gideón Levy, icono de la izquierda pacifista había publicado en Haaret'z contra la intervención en Gaza, les copio el post de Isserof, dónde otro de los iconos pacifistas israelies, AB Yeoshua, mantiene una interesante confrontación de ideas.

AB YEOSHUA VS GIDEON LEVY

Y Finálmente:

LA RESACA

Pilar Rahola

Trágica, triste, durísima guerra. Incluso para aquellos que habíamos avisado del enorme cansancio de la sociedad israelí, de su soledad en la lucha contra Hamas, y de la posibilidad de que ello derivara en una acción armada; incluso así, la guerra nos ha dejado conmocionados. Sin duda, la falta de sorpresa no nos vacuna del dolor por la tragedia. Pero tampoco nos convierte en autómatas que repetimos la vacuidad al uso, para reducir la complejidad del conflicto, a una simple consigna. Esta guerra contiene tantas guerras en su interior, que limitarse a maldecir a Israel sólo sirve para liberar el estómago. Pero no ayuda para nada al análisis. Espero reflexionar sobre todo ello en algún otro artículo en la sección de Internacional. Hoy, sin embargo, me parece pertinente reflexionar sobre esta extraña y tensa semana que hemos vivido en nuestra propia sociedad, no sé si a tenor de Gaza, o con la excusa de Gaza. Como han sido muchos los que han escrito al respecto - y agradezco desde aquí su apoyo y su compromiso con el debate democrático-,no abundaré en las dificultades de algunos de nosotros para opinar contra corriente. Sólo recordaré lo que escribió Francesc-Marc Álvaro en "Los pantanos de la opinión":

"Cuando alguien, en Catalunya, se aparta de la opinión dominante sobre Oriente Medio es porque ´está a sueldo de Israel´. No falla. No se concede que se pueda pensar distinto por criterios puramente intelectuales y morales, el adversario es demonizado como un mercenario de la opinión". Y añade: "Todo no vale. No vale expulsar del debate al que piensa distinto...". Sinceramente, gracias.

Más allá de este desagradable asunto, esta semana han ocurrido otros hechos que necesitan una seria y urgente reflexión, no en vano apelan directamente a la salud democrática de nuestra sociedad. Los hechos han ido goteando uno a uno, casi sin pausa, pero sólo han adquirido un carácter preocupante cuando han sido observados en su conjunto. Recordémoslos en titulares: manifestación contra Israel con la presencia del conseller de Interior, responsable de la seguridad; en dicha manifestación, presencia de un encapuchado con pistola - que ningún policía ha tenido en sus manos-,gritos a favor de Hamas, criminalización de Israel, panfletos con el careto de seis ciudadanos de Catalunya, etcétera; insultos y amenazas posteriores contra algunos de ellos; rueda de prensa de Saura, asegurando que sólo va a las manifestaciones "antiterroristas", y que la pistola es una performance; pintadas y pedradas contra una sinagoga en Barcelona; manifestación en Girona con la presencia del segundo cargo de Interior, el señor Boada; nuevamente, asimilación de Israel al terrorismo, y al nazismo; grave desencuentro con la comunidad judía, a tenor de la actitud del Memorial de Saura de no hacer actos en la calle, en recuerdo del holocausto; artículos en el Corriere della Sera hablando de la "vergüenza" de este hecho; rueda de prensa de ICV asegurando que sufren una campaña de linchamiento mediático, y finalmente, carta del embajador de Israel al presidente Montilla preguntándose qué está ocurriendo en Catalunya. No es poco, para una sola semana, y sobre todo no es nada inofensivo, para tan delicada materia. Después de estos hechos, ¿realmente no pasa nada en Catalunya? O diría mejor: ¿qué está pasando?

Sinceramente, creo que lo que está pasando es de orden político yque el epicentro del problema reside en el comportamiento del propio Joan Saura, líder de uno de los tres partidos del tripartito, responsable del orden público en Catalunya y, hoy por hoy, el elemento más desestabilizador del Gobierno. Ríanse ustedes de las épocas graciosas de Carod. Por mucho que Iniciativa perpetre ruedas de prensa lastimosas por la crítica que reciben - ¿se imaginan a Felipe González o a Aznar, en sus épocas duras, quejándose de "persecución política"-,no podrán evitar la creciente sensación de que no están a la altura de su responsabilidad política. Y no sólo por la insensatez de encabezar una manifestación donde mucho de lo ocurrido era previsible - hasta Moratinos le ha afeado el gesto a Saura...-,sino por todo lo que ha venido después. Un gobernante puede pensar lo que quiera sobre un conflicto, pero tiene que tener sentido institucional, no insultar a un Estado aliado, no molestar gravemente a una comunidad entera (y menos con algo tan comprometido como el holocausto), y sobre todo preocuparse de que el debate público no alimente la confrontación. Lo resumo con la frase que me dijo el diputado Joan Ferran, en una misiva de apoyo: "Podemos discrepar, pero no dejaremos que nos rompan las reglas del juego". De eso se trata, de consolidar las reglas de juego, para poder continuar confrontándonos. Pero para ello, necesitamos líderes que se preocupen más de gobernar un país que de garantizar, vía pancarta, los cuatro votos que tienen. Y, sobre todo, necesitamos líderes que no connoten a todo un gobierno con gestos inmaduros e irresponsables. Ya sé que Montilla necesita a Saura, y que esa necesidad es una pesada carga. Pero el president, que habla poco pero asegura que hace mucho, algo tendrá que hacer realmente. Catalunya está en el punto de mira. Y no parece que lo esté para bien.



Y una tisana para los nervios que me envian de regalo




4 comentarios:

La nariz de Cleopatra dijo...

La ONU, según parece, también se suma a la injusta y manipuladora ola de "fanatismo" anti israelí que recorre el mundo occidental, sobre todo la feble Europa con la buenista y débil, amén de socialdemócrata y pijoprogre, España a la cabeza.

Tomo la noticia del diario ABC para, una vez más, y abusando de la generosidad y paciencia de nuestra anfitriona, copiarles y enlazarles la noticia en cuestión.

Un saludo muy cordial.

"Un relator de la ONU acusa a Israel de crímenes de guerra".

EFE | GINEBRA

El relator especial de la ONU sobre la situación de Derechos Humanos en Gaza, Richard Falk, ha afirmado que Israel cometió crímenes de guerra durante su última ofensiva en Gaza.
"La evidencia de la violación de la ley humanitaria es tan clara que no tengo ninguna duda de la necesidad de una investigación independiente que demuestre que Israel ha cometido crímenes de guerra", aseguró Falk en una rueda de prensa telefónica desde su hogar de California, Estados Unidos.
Israel comenzó con un bloqueo «ilegal»Falk, puntualizó que él considera que Israel cometió crímenes de guerra y contra la humanidad, antes incluso del último conflicto, al aplicar "un bloqueo sostenido durante 18 meses, un bloqueo ilegal de comida, medicamentos y combustible que puede haber afectado a la población de Gaza de por vida".
Además, para el relator de la ONU, judío de religión, los crímenes de guerra se agravan por el hecho de que Israel no permitió a la población civil abandonar el territorio antes de bombardearlo.

"No hay precedentes de que una población entera quede bloqueada en zona de guerra y sin posibilidad de huir y de convertirse en refugiados", explicó. Falk agregó que el crimen es aun más grave porque el 70 por ciento de las población de Gaza son menores de 18 años, "con lo que la guerra se libró contra los niños".
"Esas personas pueden quedar afectadas para siempre, no sólo han sufrido un año y medio de bloqueo sino que han sufrido el daño y el miedo de una guerra", indicó Falk. El relator de la ONU descartó totalmente el argumento de Israel de que la acción llevada a partir del 27 de diciembre contra Gaza estaba basada en la "autodefensa". "El argumento no tenía base legal, pero además el uso absolutamente desproporcionado de la fuerza descarta totalmente el argumento de la autodefensa", aclaró el relator.
Ante esta realidad, Falk expresó su deseo y convicción de que Israel sea condenado y perseguido por sus crímenes. Para ello considera que es necesaria una condena explícita del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, así como que se inicie un juicio penal internacional.
Justicia por parte de una corte nacionalUna de las opciones sería la aplicación de la justicia penal a través de una corte nacional, como ocurrió en el caso del ex dictador chileno Augusto Pinochet que fue requerido por las cortes españolas para ser juzgado por crímenes contra la humanidad. La otra opción sugerida por Falk sería que la Asamblea General o el Consejo de Seguridad de la ONU estableciera una corte especial en la Corte Internacional de la Haya como la que juzgó los crímenes en la antigua Yugoslavia o en Ruanda.
La tercera opción sería que Israel fuera jugado en la Corte Penal Internacional, algo que es "altamente difícil", dado que el estado hebreo no forma parte de esta institución. "El medio legal depende de la voluntad política de la comunidad internacional",concluyó Falk. Los 22 días de la ofensiva israelí contra Gaza causaron la muerte de 1.300 palestinos y dejaron a 5.000 más heridos.

Neguev and me dijo...

Corriere della Sera

Chi racconta una versione diversa dalla narrativa imposta dalla «muhamawa» (la resistenza) è automaticamente un «amil», un collaborazionista e rischia la vita. Aiuta però il recente scontro fratricida tra Hamas e Olp. Se Israele o l’Egitto avessero permesso ai giornalisti stranieri di entrare subito sarebbe stato più facile. Quelli locali sono spesso minacciati da Hamas. «Non è un fatto nuovo, in Medio Oriente tra le società arabe manca la tradizione culturale dei diritti umani. Avveniva sotto il regime di Arafat che la stampa venisse perseguitata e censurata. Con Hamas è anche peggio», sostiene Eyad Sarraj, noto psichiatra di Gaza city. E c’è un altro dato che sta emergendo sempre più evidente visitando cliniche, ospedali e le famiglie delle vittime del fuoco israeliano. In verità il loro numero appare molto più basso dei quasi 1.300 morti, oltre a circa 5.000 feriti, riportati dagli uomini di Hamas e ripetuti da ufficiali Onu e della Croce Rossa locale. «I morti potrebbero essere non più di 500 o 600. Per lo più ragazzi tra i 17 e 23 anni reclutati tra le fila di Hamas che li ha mandati letteralmente al massacro», ci dice un medico dell’ospedale Shifah che non vuole assolutamente essere citato, è a rischio la sua vita. Un dato però confermato anche dai giornalisti locali: «Lo abbiamo già segnalato ai capi di Hamas. Perché insistono nel gonfiare le cifre delle vittime? Strano tra l’altro che le organizzazioni non governative, anche occidentali, le riportino senza verifica. Alla fine la verità potrebbe venire a galla. E potrebbe essere come a Jenin nel 2002. Inizialmente si parlò di 1.500 morti. Poi venne fuori che erano solo 54, di cui almeno 45 guerriglieri caduti combattendo».

Maite dijo...

Para mí, la risa de la presentadora, es una risa de estupefacción, de "no me lo puedo creer"; pero todo es manipulable, no?.

En cuanto al artículo de Rahola, ya empieza bien: en cuanto leo "guerra", con respecto a lo que últimamente ha pasado en Gaza, vuelvo a pensar de inmediato que, " otra vez nos la quieren dar con queso", porque, al menos yo, sólo he visto un bando matando a saco.

Me equivoco ?

Si fuera mi país el que hiciera semejante cosa, se me caería la cara de vergüenza y dolor. Jamás se me ocurriría justificarlo. Perdéis mucha credibilidad con ello. Lamentablemente para todos los israelíes y simpatizantes de Israel de buena voluntad.

Maite.

Neguev and me dijo...

Dice Maite

¿ me equivoco?


Si