Translate

lunes, 3 de diciembre de 2007

La historia un osito de peluche feroz


La historia Del feroz y salvaje osito de peluche llamado Mohamed( Mahoma)empezó en una clase sudanesa de niños de 7 años. La maestra británica, Gillian Gibbons, tuvo una idea brillante: haría que los niños eligieran un nombre para el osito de peluche mascota de la clase

"Abdullah!" dijo uno

"Hassan!"dijo otro

Finalmente, el nombre elegido por los niños, sería Mojamed, igual que uno de los niños de la clase también nombrado en honor del profeta. Los niños se turnaban para llevarse al osito a sus casas los fines de semana y a su vuelta consignaban en un diario las andanzas del peluche. Poco a poco el libro con una foto del Osito Mojamed en la portada iba engrosandose con las hazañas de la intrépida mascota de la clase.
Precioso ¿ verdad? Una historia que no debería haber traspasado fronteras si no fuera porque algunos padres, indignados, acusaron a la maestra y de resultas fue no solo apartada de la escuela , sino acusada formalmente de insultar al Islam.
En el juicio la Sra Gibbons insistía, una y otra vez, que no pretendía burlarse del Islam.Fue encontrada culpable y sentenciada con 15 de días en una prisión y deportación, todo ello, gracias a la benevolencia de sus jueces, pues hubiera podido recibir 40 latigazos, seis meses de prisión y una multa tal como establece la ley Islámica.


Sin embargo, las calles se llenaron de manifestantes quemando la foto de la maestra y pidiendo su ejecución


El resto de la historia pueden leerla en Este blog

Lean, sin embargo, lo que opina al respecto
Muhammad Abdul Bari, Presidente del Consejo de entidades musulmanas ( Muslim Council of Britain):


”This is a disgraceful decision and defies common sense," he said. "There was clearly no intention on the part of the teacher to deliberately insult the Islamic faith."
( Es una lamentable decisión que desafía el sentido común; no existía, de ningún modo, intención por parte de la maestra de insultar deliberadamente al Islam)


4 comentarios:

Anónimo dijo...

El fanatismo religioso está devorando a una parte sustancial de la humanidad. Sigue ganando terreno. Para entenderlo bien un libro luminoso de Élie Barnavi "Las religiones asesinas", recién publicado en España por Turner. Un gran libro sobre los peligros del fundamentalismo islamista para las sociedades libres.
Un saludo, Jorge M.

Neguev & me dijo...

Me alegra que cite el libro. El fundamentalismo es un fenómeno asociado a la religión. Sin embargo, algunas ideas no religiosas no son ajenas al fanatismo.
Tome como ejemplo, el de hoy. La revolución boliviariana.
Juntas nos amenazan.

Anónimo dijo...

Tiene usted razón. Los populismos latinoaméricanos también son una amenaza como también lo son las ideologías racistas y los nacionalismos de los "pueblos sin estado" de Europa. Lo que representa el fundamentalismo islamista, sin embargo, destaca sobre todos ellos dado el número de personas a las que afecta en una enorme extensión de los territorios en la que están presentes, el magistral uso que hacen de las modernas tecnologías de comunicaciones y la actitud de muchos occidentales derivada de una mala conciencia (adormecedora, nada sincera)que se alimenta de los abusos del colonialismo. Por no hablar del multiculturalismo y del relativismo moral.
Un saludo. Jorge M.

Iojanan dijo...

La ignorancia no tiene mala cura, sólo hacen falta ganas y deseos de sacar a las gentes del pozo que supone la agrafía musulmana. Es inconcebible que esta sociedad pueda pasar de la denominación de clan a la propia de sociedad. Estos perturbados no son locos, son ignorantes y por eso mucho, muchísimo más peligrosos, porque son armas muy fáciles de manejar.