Translate

jueves, 4 de octubre de 2007

Nazismo y negación del Holacausto en Internet



Condenan a un pontevedrés a dos años de prisión por apología nazi en
Internet


PONTEVEDRA, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -
El Juzgado de lo Penal número 1 de Pontevedra condenó al joven César
Fernández Barroso a dos penas de un año de prisión cada una, y al pago de
una multa de 1.440 euros por sendos delitos de negación del Holocausto, y
contra el ejercicio de los derechos fundamentales incitando al odio o la
violencia por motivos racistas, antisemitas o de carácter ideológico.
Inicialmente la Fiscalía solicitaba la pena de tres años y medio de
prisión, pero para alcanzar un acuerdo de conformidad rebajó la petición de
condena a dos años de prisión y el acusado se mostró de acuerdo.
Este pontevedrés de 33 años creó hace cinco años una página de Internet
(www.resistenciaria.org) en la que se exaltaba la ideología nazi y que se
presentaba como un portal nacionalsocialista en el que se defendían
argumentos como que "los negros, indios, mejicanos o portorriqueños tienen
un coeficiente intelectual quince puntos por debajo de los blancos".
En la web también se relacionaba "al pueblo judío con la conspiración
mundial, con los atentados de Nueva York del 11 de septiembre de 2001, con
la guerra de Irak, con el tráfico de drogas o con el crimen organizado".
A la salida del juicio el abogado defensor, Alberto de Salazar, explicó
que su cliente dio su conformidad con la acusación para evitar una condena
mayor, pero entiende que "los comentarios dirigidos a la negación del
Holocausto entran dentro de la libertad de expresión".

La investigación de este caso vinculado a Internet por parte de la
Guardia Civil se inició a raíz de la denuncia de un particular hace más de
un año.


Les dejo la noticia sin mas comentario adicional. El debate sobre la libertad de expresión, el libelo, las injurias y calumnias y el precedente que sienta esta condena nos hará volver sobre ello en mas de una ocasión.Vealo aquí

6 comentarios:

BORDE dijo...

Estimada neguev, la otra noche pusieron en la 2 un documental sobre Edgardo Mortara ¿conocía la historia? Terrible, y que conste que soy católico. Le dejo un resumen:

"Edgardo Mortara nació en Bolonia, en el seno de una familia de comerciantes judíos formada por Salomone Mortara y Marianna Padovani. Con sus ochos hijos y en la más o menos compleja situación de los judíos que vivían en los Estados Pontificios de mediados del siglo XIX, los Mortara salían adelante con un pequeño negocio de artículos para tapicería sin ser conscientes de la mala pasada que les iban a jugar el destino y la Santa Madre Iglesia Católica.
Al anochecer del 23 de julio de 1858 la policía llegó a casa de los Mortara con órdenes de llevarse al pequeño Edgardo que por aquel entonces tenía solo algo más de seis años. En principio la policía consintió en darles a los padres de Edgardo un día para aclarar el asunto antes de llevárselo en vista del patético cuadro que se les debió presentar aquella noche. Tras recurrir al inquisidor de Bolonia, pues había sido de la Inquisición de donde había partido la orden de llevarse al niño, los padres fueron informados de que Edgardo había sido bautizado y, según las leyes de los Estados Pontificios, un niño católico no podía ser educado por una familia judía. Posteriormente la familia llegó a la conclusión de que el pequeño había sido bautizado por una criada católica analfabeta de 14 años, Anna Morisi, que había trabajado para los Mortara cuando Edgardo era apenas un bebé. Atormentada por la creencia de que si Edgardo moría sin ser bautizado iría directamente al infierno, la criada había consultado con una vecina, que le había aconsejado bautizar al niño ella misma con unas gotas de agua. La cosa no habría ido a más si después de dejar la casa de los Mortara Anna Morisi no hubiese contado la historia a alguien que, a su vez, se la contó a un sacerdote, que corrió a denunciar el hecho ante la Inquisición.
De esa manera, las autoridades pontificias se llevaron a Edgardo a la Casa de los Catecúmenos, en Roma, un colegio dedicado a niños judíos conversos que, para más inri, se nutría de los impuestos que los judíos de los Estados Pontificios pagaban.
La noticia del secuestro fue rápidamente difundida a todo el mundo y pronto empezaron a llegar protestas desde organizaciones y figuras judías de toda Europa y América, pero también desde países amigos como la Francia de Napoleón III, cuyas tropas defendían en aquel momento al Papa de los intentos que el rey del Piamonte hacía por unificar toda Italia. Personajes como James Rotschild, prestamista del Papa se interesaron por el secuestro, y lograron reunir una suma de dinero que permitió a Solomone Mortara viajar a Roma. La prensa anticlerical italiana se encargó también de difundir la noticia a los cuatro vientos. Hubo protestas de naciones como Gran Bretaña por vía diplomática.
Pese a todo, el Papa Pío IX se negó a reconsiderar su decisión. Para su mentalidad era increíble que los demás no viesen el favor que le hacía al niño sacándole del gueto y de las condiciones de opresión en las que vivían los judíos de los Estados Pontificios, condiciones, por otra parte, que el mismo Papa había suavizado al ser elegido pero pronto había vuelto a imponer una vez que se auto convenció de que los judíos formaban parte de la conspiración liberal que quería acabar con el dominio terrenal de la Iglesia.
Solomone Mortara viajó a Roma y pudo ver a su hijo varias veces, nunca a solas, hasta que el delicado estado de salud de su mujer, que acabó perdiendo la razón, y su negocio le obligaron a volver a Bolonia, donde acabó arruinado al no poder superar su drama y viviendo a costa de las ayudas que recibía de judíos de toda Europa. En 1859 Bolonia fue anexionada por rey piamontés, y los Mortara trataron de que se les devolviese a su hijo. Sin embargo Edgardo estaba en Roma, que no pasaría a formar parte de la nueva Italia hasta 1870. Ese año, uno de sus hermanos, que servía en el ejército italiano, pudo verlo al entrar en la ciudad eterna las tropas piamontesas. Edgardo tenía 19 años, estudiaba en un seminario y manifestaba una profunda fe cristiana, rechazando incluso la realción con su familia. Ante la negativa a volver con su familia y el hecho de que ya tenía la mayoría de edad legal, la Iglesia lo sacó de Italia y fue ordenado sacerdote en Francia a los 23 años, adoptando el nombre de Pío en honor a Pío IX, su “padre adoptivo”. Seguidamente fue enviado como misionero a Alemania, parece ser que con la tarea de convertir judíos de aquel país. Posteriormente volvió a ver a su familia en varias ocasiones y trató sin mucho éxito de convertirles al catolicismo. Su padre había muerto en 1871; en 1895 Edgardo asistió al funeral de su madre. En 1897 estaba en los Estados Unidos, donde sus esfuerzos por convertir a los judíos americanos fueron una fuente de problemas para sus superiores. En un país que llevaba la libertad religiosa por bandera, la pretensión de Edgardo debía parecer cuando menos fuera de lugar. En 1912 habló a favor de la canonización de Pío IX. Murió en 1940 en un monasterio belga."

Neguev & me dijo...

Si amigo Borde, conozco el terrible caso del niño Mortara, de la criada, de los lloros de los padres por que se lo devolvieran, Y de como terminó sus dias de cura en Bélgica.
La historia de los hermanos Finaly, que acabó de mejor manera, singulariza ese obsesión por redimir judíos de su pecado original, voluntariamente o a la fuerza. En este caso, de los Finaly, al airear el asunto LE MONDE, terminaron siendo restituidos a sus legítimos familiares, no sin antes tener que intervenir incliuso el Ministro de AA EE : Martín Artajo, que este caso si que se tiró al Tajo y habló del paradero secreto de los niños.
Lea, verá...y ya me dirá que le parecen personajes que intervinieron en la historia
No hace mucho, en Yad Vashem se podía escuchar un testimonio de voz de uno de esos dos niños, que terminaron sus días( creo) en Israel.

BB dijo...

Yo lo desconocía. Es tremendo.

BORDE dijo...

Amiga Neguev, terrible, terrible. En este asunto, creo, hay algo más brutal que el fanatismo religioso, se trata de la creencia en que es posible imponer una fe, la pretensión de una "estructura de poder" que se cree capaz de "interpretar en exclusiva la voluntad de Dios", de imponerse a la propia Ley Divina y Natural ( vínculos humanos y familiares ).

La Iglesia vulneró principios sagrados.

Neguev & me dijo...

mire Borde, cómo tambien es parte de mis desvelos y ocupaciones..o quizás(espero que no) pérdida de tiempo. Vea esto
No parece que Mortara causara muchos mas problemas a Rabino Toaf y al Papa Juan Pablo II
Efectivamente todo parece derivar de la necesidad de imponer la fé, unos de buena voluntad creyendose que asi procuran la salvación, otros por esa cosa tan humana de "yo soy el que acierto interpretando" Lo malo es que ese tipo de "imposturas" hayan llegado a la política...Usted ya sabe a qué me refiero. El diktat político, librenos señor..

Neguev & me dijo...

BB, le prometo una entrada sobre otro caso documentado. El de los hnos Finaly