Translate

lunes, 23 de abril de 2007

Palabras y mas palabras


Hoy me hago eco de las palabras de otro. Día del libro, día de las palabras

Palabras, palabras, palabras... como si el escribir o el hablar redimiera de la insignificancia, colmara el vacío... Atiende aquí a las mías, visitante, tu curiosidad alienta su espiritu y las soledades encontradas abren puertas a mundos olvidados...

www.armandorey.blogspot.com



Sueño primordial

A veces me digo a mi mismo que no hay cura para la estupidez humana, incluída la mía claro está, a veces creo que la culpa no es nuestra, proviene de fuerzas ajenas al ser humano, otras presiento que ni la culpa ni la misma estupidez existen, sino que todo acaba siendo una interpretación tan sesgada como cualquier otra.

Quizás lo mejor sea intentar reconquistar el sueño, ese sueño primordial que los girones de la vida va arrancando paulatinamente. Quizás, si es que algún día lo recuperamos, podamos abrazar el bendito silencio, anhelar el indómito vacío, dejar de inquietarse por la nada y aceptar que nos penetre y nos consuma. Ser nada, ser nadie para ser todo y ser alguien de verdad, curioso juego de palabras que alivia mi compulsión de escribir, de pensar hacia adelante, de sucumbir a la memoria.



¿Quién soy yo? ¿Quién o qué es esa fuerza que se adueña de mis haceres y me convierte en un ser de ficción?, no!! ni eso!! a lo sumo, en aladid de lo mediocre, de la débil arrogancia, digo débil porque la arrogancia altanera acaba, tarde o temprano, en una especie de suicidio. No llego a tanto, mi energía no da para más, o al menos, en eso me refugio... aunque siempre acabo dándome cuenta de que toca combatir la inútil tendencia a hacernos las víctimas. Víctimas de un mundo lleno de absurdos, mártires del propio desatino. También cabe la sensatez, esa sobriedad tan necesaria que me lleva a proclamar que por mucho que declame y reclame, siempre hay tiempo y espacio para el minuto de reverencia frente a la inmensidad que nos rodea, frente al colosal misterio que me hace escribir ahora y nos hace a todos ser.

Me asombra la grandeza de una hormiga tanto como la insignificancia de mi destino pues ambos son necesarios porque existen. Ambos son ingredientes esenciales del gran manjar cósmico que nos alimenta aún sin pretenderlo.

4 comentarios:

BORDE dijo...

Amiga Neguev, no nos deje solos en el nickjournal, haga honor a su origen.

Capitán Cola dijo...

Totalmente de acuerdo con BORDE, la necesitamos, y la queremos

BORDE dijo...

Dónde anda Neguev?????

Neguev & me dijo...

Les agradezco a ambos. Es una decisión firme. Les leo y hoy tengo mas motivos que ayer para no reaparecer

Tienen ustedes aquí su casa. Mientras mantenga abierto el blog
Y también mi dirección de correo para lo que se les ofrezca